lunes, 11 de febrero de 2013

Cartas de Amor Olvidado...


Hola Inés,

la verdad es que no sé por donde empezar. Hace tanto tiempo que debería haber dejado que las palabras brotaran de mi garganta que ya, como mucho, sonarán roncas y gastadas; pero aunque sea tarde debes saberlo, porque nunca está de más el saber que eres especial para alguien y te lo digan, y porque quiero creer eso de "más vale tarde que nunca".

Recuerdo la primera vez que te vi, vestías de negro y llevabas una cadenilla en la cintura. No, no era un cinturón y seguramente tenga un nombre que desconozco, pero yo lo veía así. Para mi fue una cosa super sugerente. Me pasé toda la noche pensando si decirte algo, pero nunca he sido bueno acercándome a una chica que no conozco en un pub o discoteca. Esa vez sería una mera atracción física, pero ya causaste una impresión en mi, que no caería en el olvido.

Luego pasó el tiempo y volvimos a coincidir, en otro entorno, en otro lugar más cómodo y por fin supe tu nombre y, sin saber como, conectamos. Fuimos haciéndolo durante todos esos meses de otoño, invierno y primavera. Después vino el verano y la distancia se cernió sobre nosotros. Tengo que reconocer que contaba los días hasta que volvieramos a vernos, el primer día del reencuentro debía decirte lo que sentía por ti. Debía haberlo hecho, pero ya carecía de sentido. Todo había cambiado. Me resigné esperanzado aguardando una nueva oportunidad de poder mirarte a los ojos y decirte lo que sentía por ti. Esperando un día tras otro, un mes tras otro, un año tras otro... Pero el momento nunca llegó y mis palabras se volvieron un sinsentido. Uno a uno, cada te quiero que tuve que haber dicho fue agotándose hasta morir asfixiado.

Si hoy me preguntaras si aún te quiero tendría que responder que sí, porque siempre habrá una pequeña parte de mi corazón, escondida y encerrada en un velo de olvido, que te amará, que te querrá y cuyas lágrimas no habrán de cesar por el error cometido.


Hoy, después de todo este tiempo, lo sabes. Espero que algún día puedas perdonarme el silencio en el que había sumido a esta voz hasta ahora.

Con todo mi amor, Hugo




Pensando en el próximo día 14, por "hacer algo temático", por esas veces que se quedó en el tintero decir un "te quiero", o algo así, por esas veces que todo cayó el un olvido recordado, por esas veces que hiciste el tonto guardando silencio... Sé que es un poco "ñoño", a veces hay que serlo y también que cae en los tópicos, pero hoy tampoco me importa eso.

Por cierto, Inés no existe, estrictamente hablando, ni Hugo tampoco.

2 comentarios:

  1. :)No sé yo... por mi experiencia, las cartas de amor asustan más que otra cosa.

    ResponderEliminar